Para quienes las vacaciones son sinónimo de descanso, relax y playa.. los hoteles «Todo Incluido», son la solución!

Coincidimos en que las vacaciones nos deben descontracturar, poner en modo off y para eso, nada mejor que dejar la billetera de lado y solo disfrutar. En este sentido, los hoteles que trabajan con la modalidad «Todo incluido» o en inglés «all inclusive», son verdaderos aliados para pasarla en grande.

¿Cómo es la vida en un resort All inclusive? Seria lo más parecido al paraíso. No debemos preocuparnos por nada, comenzando el dia con un desayuno variado y abundante, incluyendo todo tipo de infusiones, panificados, frutas, quesos y fiambres.

Las tentaciones están a la orden del día y desde ya,  no es momento para cuidarse ni mucho menos, ya que la gastronomía es un punto fuerte y se dispone a satisfacer los paladares más exigentes. Los pequeños de la familia se tentaran con los helados y todos nos tentaremos con alguna cosita de más.

Por las noches, las cenas se alternan entre el buffet,  donde nos serviremos a gusto, o los restaurantes de especialidades, como el japones, steak house, mexicano o italiano. Un mundo de sensaciones para deleitarnos cada noche, en un recorrido por los sabores del mundo.

( Imagen del Riu Guanacaste en Costa Rica)

¿Aburrirse? ¡ Por favor! Hay quienes piensan que la vida del resort los aburrirá o no tendrán nada para hacer, pero la realidad es que no es así.

Por un lado, los grupos de animación proponen actividades variadas que van desde las clásicas clases de bachata, merengue o salsa, deportes, juegos en la piscina, bandas en vivo, deportes náuticos y shows por la noche acompañados de algún trago. Para quienes busquen más ruido habrá lugar, y también para quienes quieren estar tranquilos, en otro sector del complejo. A propósito, cuentan con servicios de Spa que nos dejaran renovados para regresar a nuestra rutina. Algunos hoteles ofrecen la modalidad «solo adultos», y son ideales para quienes viajan en pareja o grupos de amigos, en un ambiente relajado y básicamente «libre de niños».

( para los argentinos, un partidito en la playa es fundamental)

¿Los niños? Para ellos estos hoteles son alucinantes, con piscinas infantiles de las que no querrán salir, actividades pensadas de acuerdo a las diferentes edades, y..¡mucha diversión! Hasta los adolescentes compartirán  su tiempo con otros chicos.

( parque acuático infantil en Punta Cana, cadena Bahía Principe)

En su mayoría localizados en el caribe, los destinos principales donde los podemos encontrar estos hoteles son: República Dominicana ( Punta Cana, Bayahibe, Samaná), Mexico, (Cancún, Playa del carmen, Costa Mujeres, Riviera Nayarit), Cuba ( Varadero, y los cayos), Aruba, Costa Rica, Colombia, Bahamas. Algunas de las cadenas más pedidas son Riu, Iberostar,. Bahia Principe, Melia, Ocean, Decameron, entre otras. Vale aclarar que dentro de cada cadena, hay diferentes opciones y perfiles de hotel, tanto en línea de playa como no, familiares o sólo adultos, y hasta con servicio de mayordomía y menú de almohadas, con diferenciales de acuerdo a cada hotel que es importante conocer. En otras palabras, no todos los hoteles todo incluido son iguales, ya que aún dentro de esta modalidad hay muchísimas opciones de tarifas, para todos los gustos.

En Brasil también encontraremos muchos hoteles de esta modalidad,  en varios destinos, Imbassai, Praia do Forte, Natal, Porto Seguro.  Siempre es bueno saber las características de cada uno de la mano de nuestros agente de viajes, ya que algunos tienen un formato del tipo resort como los de caribe y otros son hoteles que han ampliado sus servicios para adaptarse a las necesidades del mercado.

Y por ultimo, en Argentina también ha llegado esta tendencia y con el hotel pionero «Los Pinos», las Termas de Rio Hondo dijeron presente. Varios hoteles se han instalado allí, donde desde ya no hay playa pero cuentan con piscinas gigantes que invitan al relax, con los beneficios de las aguas termales.

¿Qué más decirles? En este momento es vital irse con todo pago y evitar gastos en destino y estos hoteles vienen como anillo al dedo para no andar haciendo cálculos cada vez que se nos antoja algo fresco.

En conclusión, la combinación es perfecta, playa, sol, aguas cristalinas, rica gastronomía, personal muy atento..  como dijimos al principio..todo incluido, hasta la felicidad!

A nuestros pasajeros les encanta y a nosotros también así que definitivamente…nuestro voto es positivo para el todo incluido!

 

 

Articulo escrito por nuestra agente de viajes Lic. Florencia Morales

fmorales@barbiericunill.com