Para quienes trabajamos hace años en esta actividad que implica compra de tickets de vuelo, es recurrente escuchar algunas cuestiones que se asemejan más a un mito que a la realidad a la hora de emitir un pasaje aéreo.

En primer gran mito o noción que nos convoca hoy es el famoso «pasaje abierto». Cada cierta cantidad de tiempo, tenemos consultas de este tipo, de pasajeros que quieren comprar un pasaje abierto, que en general se trata de una ida con fecha cierta y regreso indefinido.

En este sentido, es importante aclarar algunos puntos. Por un lado, por una cuestión migratoria, podremos permanecer como máximo 3 meses legalmente bajo la modalidad de turista, por lo que al ingresar a un país debemos tener siempre una fecha de regreso dentro de ese lapso. Por lo que, a menos que contemos con nacionalidad del país al cual estemos ingresando o hayamos gestionado una visa de trabajo o estudio, ese seria el tiempo máximo que podremos permanecer, y puede que las autoridades migratorias nos exigan el pasaje de regreso, por lo que siempre viajaremos con una fecha de regreso emitida previamente.

Lo que si podremos hacer, si nuestra idea es hacer un cambio en la fecha de regreso, es cancelar el regreso y  dejar abierto el pasaje hasta marcar la nueva fecha. ¿Qué implica esto? ¿Tendremos nuestro espacio asegurado para el día que querramos volar?  Definitivamente no, siempre dependeremos de disponibilidad del vuelo. La compañía nos cobrara una penalidad o multa que varia entre usd 150 a usd 300 sólo por hacer el cambio, y luego deberemos abonar una eventual diferencia de tarifa.

La «diferencia de tarifa» es aquella que se genera entre la tarifa original que hemos pagado, y la nueva tarifa en para la fecha en la que queremos volar. Este monto desde luego variara dependiendo de las tarifas disponibles en la nueva fecha, y de cuan barato haya sido el pasaje que hemos comprado.

Resumiendo, siempre tendremos una ida  y un regreso si hablamos de destinos internacionales, y luego podremos hacer un cambio de fecha, siempre que la regulación de nuestro pasaje lo admita.

Una situación similar ocurre cuando no hemos podido volar en la fecha programada y previamente dejamos el ticket abierto. En ese caso lo que tenemos es un monto a favor que luego aplicaremos al nuevo ticket, por lo que no tenemos a favor un pasaje a tal destino sino un monto a favor que podremos utilizar.

Nada mejor que asesorarte bien antes de comprar o cambiar tu billete, no?

Habiendo dicho todo esto, creo que ya nos dieron ganas de volar!

 

Articulo escrito por Lic Florencia Morales

fmorales@barbiericunill.com