¿Cuántas veces escuchamos o pensamos en la famosa frase “Necesito Vacaciones”, a lo largo del año? Y la realidad, es que si, muchas veces las necesitamos de manera urgente.

Pensamos en los motivos y nos abundan. En nuestro país, basta con encender un rato las noticias para llenarnos de una catarata de información que es tan abrumadora como expulsiva. La rutina diaria de obligaciones tampoco ayuda demasiado, nos levantamos corriendo para estar en horario en todos los compromisos, trabajo, estudio, padres, hijos, y hasta los eventos sociales nos llenan la agenda de más horas ocupadas, por lo que el descanso va quedando atrás, ni hablar de alguna actividad placentera. Al final del día solo resuena una idea en la cabeza.. ¡Necesito Vacaciones!

Vacaciones de desconectar, de romper con la programación de minutos contados, del “no tengo tiempo”, y conectarnos realmente con lo que nos hace bien. Cortar por unos días con la vida en modo “Fast Food”, respirar y sonreír un poco más.

Dejar de lado las noticias, los grupos de Whatsapp, las redes sociales y meternos por unos días en los pequeños problemas viajeros, de esos que se debaten entre los sabores del jugo o el mejor camino hasta el hotel.. eso es justo lo que estamos necesitando.

Muchas veces, por la vorágine en la que vivimos inmersos nos cuesta bajar las revoluciones, sumado al stress pre-viaje de preparar valija, dejar perro, autorizar tarjetas, adelantar trabajo y mil cosas más que debemos hacer antes de irnos de viaje.

Pero allí estamos, en “modo vacaciones”,  con la sonrisa dibujada, deseando que esos días se estiren como un chicle y nunca llegué el día de regreso. Incrédulos de todo lo que hicimos -o no hicimos- en un día,  porque el tiempo transcurre diferente en vacaciones. Pensando que hay una vida mejor y que debemos hacerlo más seguido, claro que si. Y pierde importancia si el viaje es cerca o lejos, la sensación de libertad es tan placentera que ya no importa.

¡Viajemos señores! Que la vida es hoy porque mañana es incierto, porque la vida es un viaje debemos tratar de disfrutar un poco cada día con nuestros compañeros de ruta, porque nunca sabemos quien se baja en la próxima estación.

¡A viajar se ha dicho! Y ahora más que nunca..¡Necesito vacaciones!

 

Articulo escrito por nuestra Agente de Viajes Lic. Florencia Morales.