Los avances de la tecnología en un mundo hiper-conectado, genera que la información referida a los viajes, destinos y lugares, sea accesible para todos, llevandonos a donde imaginemos.

La información es tan abundante y abrumadora que lleva al pasajero a un grado de desconcierto, al punto de no saber en qué confiar, si en las criticas de los foros, de la comunidad de viajes de Trip Advisor, el ranking de Booking o en los miles de blogs viajeros que proponen las redes sociales.

Es aquí donde queremos dejar en claro que lo que el pasajero está viendo en su pantalla no es más que información suelta, que muchas veces no tiene relación con el tipo de viaje que desea realizar.

La diferencia entre información y conocimiento sin dudas existe, y es el Agente de viajes quien posee el conocimiento para brindar asesoramiento. Algunos piensan que no lo necesitan, que ya tienen “todo en internet”..la pregunta que surge es ¿es así? ¿Podemos confiarnos en páginas que solo intentan vendernos lo que ellos quieren? ¿Alguna página ha advertido a sus usuarios sobre los requisitos de ingreso a un país, sus visados y vacunas? ¿ Es relevante la opinión de un viajero “de internet” sobre el hotel que vamos a visitar que nada tiene que ver con nuestro perfil de viajero?

Entonces, luego escuchamos suplicas de tramitar aquello que no se ha podido, que nadie les advirtió nada, problemas en los aeropuertos, en los hoteles y búsqueda de información que los asista o confirme que lo que han comprado es lo correcto. Se cometen muchos errores con el afán de jugar a ser “su propio agente de viajes”, como quien intenta reemplazar a un arquitecto o a un médico, a los días estaremos en la guardia para que nos alivien.

Entendemos el mundo actual y sabemos que es un contexto de cambios, pero hay cuestiones que hacen a nuestra actividad y en las que consideramos tener la suficiente experiencia. Hemos estudiado Turismo en ámbitos académicos, no únicamente para ese viaje, participamos en capacitaciones, comparamos, investigamos, dedicamos muchos años de nuestra vida a esta actividad. Somos agentes de viajes porque es nuestro modo de vida, nuestro actividad principal, y también es nuestra fuente de ingresos, por lo que lo hacemos con compromiso y responsabilidad, que es lo que nos ha permitido mantenernos en este rubro por tantos años.

Nuestro pilar es la atención personalizada, y no buscamos otros objetivos, nuestra publicidad no sale en radio sino que sale de la boca de nuestros pasajeros que nos dan su confianza, y lo más valioso que tienen, el tiempo de sus vacaciones, que no se recupera.

Incorporamos las tecnologías, pero las filtramos con nuestro tamiz, sabiendo que habrá opciones que se adapten a cada pasajero. Ese hotel categorizado excelente en Trip Advisor puede no ser ideal para todos..es excelente en relación al precio para viajeros de mochila en mano, pero no para “tu” viaje de pareja.Hablamos de expectativas y pensamos los viajes en función de eso, de satisfacer las expectativas de nuestros pasajeros de acuerdo a su perfil de viaje.

Conformamos la Asociación de Empresas de Viajes y Turismo, estamos matriculados en el Colegio de Profesionales en Turismo de la Provincia de Buenos Aires, nos regimos con códigos profesionales y de ética en nuestra actividad.

Trabajamos día a día para ser mejores Agentes de Viajes.

Somos Barbieri Cunill

Fuente: Artículo escrito por nuestra agente de viajes Lic. Florencia Morales