¡Barbieri Cunill les desea una Feliz Navidad!
Te contamos cómo celebran la Navidad en otros lugares del Mundo.

Noruega: Los noruegos asocian la Navidad con la luz de las velas y el fuego en un rincón de la casa. El 13 de diciembre, día de Santa Lucía, comienzan los actos pre navideños. En las mesas de los hogares noruegos nunca faltan recipientes de arroz, en los que se esconde una almendra que llenará de buenos augurios al afortunado comensal que la encuentre. Tras la cena, se ilumina el árbol de Navidad y los niños aguardan la llegada del julenisse, duende navideño que en Nochebuena se transforma en Papá Noel.
Australia: En Australia luce el sol veraniego acompañado por temperaturas que oscilan entre los 25 y los 38°C. En los días que preceden al 25 de diciembre, muchas familias aprovechan para, equipadas con velas, acudir al concierto Carols by Candlelight (Villancicos a la luz de la vela), un acontecimiento multitudinario que se celebra en parques y estadios deportivos de toda Australia. La celebración se completa con picnics en parques, jardines y playas.
Italia: En Nochebuena, las familias italianas se reúnen a la mesa para la tradicional cenone (la gran cena), cuyo menú está compuesto, según las zonas, de pasta rellena, espaguetis con almejas, anguilas, verduras y turrón. Esa misma noche los niños reciben la visita de Papá Noel.
Alemania: Los niños alemanes reciben la llegada de un madrugador San Nicolás las noches del 5 al 6 de diciembre. Sin embargo, no es hasta el día 24, tras encender las luces del árbol y cantar los pertinentes villancicos, cuando dichos presentes son abiertos. Durante estas fiestas, las casas se engalanan con ramas de Santa Bárbara, musgo y nueces pintadas.
Rusia: Siguen el calendario de la iglesia ortodoxa y, por este motivo, las celebraciones son unos días más tarde. En los hogares rusos, la cena de Nochebuena está compuesta por doce platos, uno por cada apóstol. La Babushka es, según la leyenda, una figura navideña que reparte regalos entre los niños buenos ya que declinó ir a ver a Jesús con el resto de los sabios debido al frío.
México: Aquí, los festejos navideños comienzan el 16 de diciembre con las Posadas (representación de la penuria que pasaron San José y la Virgen para encontrar posada en su viaje a Belén). Durante nueve días, hasta Nochebuena, las familias más proclives a respetar la tradición navideña se turnan cada noche y celebran una posada en su casa. El día de Nochebuena, la tradicional cena se celebra pasada la medianoche tras la misa (Misa del Gallo).
• Reino Unido: Para los británicos, el muérdago es un ícono de la Navidad. La rama de esta planta protege contra los males y trae suerte a los hogares. La tradición es pararse debajo de una rama de muérdago y besar a la persona que se tiene enfrente, como símbolo de buen augurio.
Estados Unidos: Nueva York se ilumina para recibir la Navidad, especialmente el centro de Manhattan, con sus enormes árboles de Navidad del Rockefeller Center, el de Chanel Garden y sus espectáculos navideños del gran teatro neoyorquino Radio City Music Hall, y de todo Broadway.
España: Las calles se iluminan con luces de colores, las plazas se llenan de mercadillos con productos típicos y las familias se reúnen en Nochebuena con la Misa del Gallo a las doce de la noche.
Bélgica: La gente acostumbra salir a patinar el día de Navidad después de la típica comida familiar. San Nicolás, visita el 4 de diciembre a los niños de la ciudad para comprobar que fueron buenos y dos días más tarde regresa para dejar regalos y caramelos a los que se portaron bien y una ramita en el zapato a los más traviesos.
Letonia: “Un regalo, un poema”, este es el lema navideño en ese país. La costumbre letona dice que en la Nochebuena justo después de la cena, hay que buscar junto al árbol los regalos de Navidad, pero nadie podrá tomar el suyo sin antes recitar un pequeño poema.
Sudamérica: En el sur del continente americano, las celebraciones se concentran en el 24 de diciembre, Nochebuena, y en el 25 de diciembre, Navidad. El 24 de diciembre se celebra con una cena en familia. Todo un festín que, en muchas ocasiones, termina con la tradicional Misa del Gallo, una vigilia nocturna que tiene lugar a media noche. Los eventos familiares se alargan hasta el día siguiente, cuando las familias reciben sus regalos de Navidad, mientras que las calles y los hogares se llenan de villancicos populares. Además, en los últimos años, la decoración navideña está ganando importancia en Sudamérica. Especialmente en países como Argentina y Brasil, donde el encendido del Árbol de Navidad en las grandes ciudades, que se suma a los tradicionales belenes, es todo un acontecimiento.